Escribe un comentario

Grandes pantallas con tecnología 8k e inteligencia artificial

83

The Wall o el Túnel fueron unas de las estrellas indiscutibles de la nueva edición del CES, con el permiso de los coches conectados y autónomos. Las grandes pantallas gozaron de un protagonismo indiscutible en la feria que avanza las principales novedades del mundo de la electrónica y la informática.

El televisor microLED de 146 pulgadas de Samsung bautizado como The Wall bien podría ocupar completamente la pared de cualquier vivienda y convertirse en objeto de culto para muchos usuarios que disfruten con altas resoluciones a gran tamaño. The Wall incorpora la tecnología MicroLED, basada en el uso de luces LED de escala micrométrica  que suprime la necesidad de filtros de color y de luces de fondo. Asimismo, incrementa su durabilidad y reduce su consumo energético, según ha destacado Samsung.

De forma paralela también Samsung también presentó en CES 2018 un televisor QLED que incorpora la tecnología 8K AI, que utiliza la inteligencia artificial para escalar contenidos audiovisuales de definición estándar a una resolución 8K. Esta tecnología se vale de un algoritmo para ajustar la resolución de pantalla basándose en la calidad de imagen de cada escena, para así mejorarla “de forma continua”.

LG también ha anunciado una instalación única e inmersiva que aprovecha la tecnología de las pantallas OLED flexibles de LG y que está sorprendiendo a los asistentes al CES 2018 esta semana. El túnel LG OLED de 28 metros cuenta con 246 pantallas LG OLED Open Frame, con formas cóncavas y convexas, y ofrece a los visitantes una experiencia única donde ver como nunca antes diferentes paisajes naturales. Las pantallas LG OLED Open Frame pueden adquirir la forma deseada para adaptarse a las necesidades de cada cliente, convirtiéndolas en funcionales obras de arte de señalética digital. Con 90 pantallas Open Frame cóncavas y 156 convexas, el túnel LG OLED da la bienvenida a los visitantes del stand de LG en CES, junto a la entrada principal del Centro de Convenciones de Las Vegas. Los asistentes pueden caminar por el túnel de 28 metros de longitud mientras contemplan las espectaculares imágenes producidas por un total de 2 billones de píxeles OLED autoluminiscentes.

LG también ha presentado una pantalla enrollable que se guarda en una caja portátil donde donde también se esconde la electrónica necesaria para hacerla funcionar. No es la primera vez que vemos una pantalla así. La propia LG presumió de un prototipo hace dos años en este mismo lugar. Eso sí, el tamaño era de 18 pulgadas y la calidad no llegaba al Full HD.

Panasonic también ha apostado por renovar sus modelos OLED –el EZ 1000 modelos – el EZ1000 de 77 pulgadas y FZ950 y FZ800, ambas disponibles en 65 y 55 pulgadas- que llegan con HCX 4K, un procesador destinado al procesamiento del HDR y su mejora. Este motor es capaz de mostrar hasta un millón de colores. Sin embargo, los nipones se han sacado de la manga ‘los metadatos dinámicos de HDR 10+”, una tecnología supuestamente preparada para los avances que se ejecuten en este apartado de imagen.

Deja un comentario